¡Hola Verano!

¡Hola Verano!

viernes, 5 de diciembre de 2014

UNA ESQUINA SINGULAR



Dice el diccionario que una esquina es el ángulo que resulta del encuentro de dos superficies, principalmente la de las paredes de un edificio, luego imaginar cuantas esquinas tiene que tener Valencia; pues solamente una es para mi “singular”.

Me gusta esta esquina sobre otras, porque es parte de mi historia, por los cientos de veces que he quedado en mi juventud como lugar de encuentro. Mi esquina preferida. (Hasta ahora no me había dado cuenta). Coincide Plaza de San Agustín y calle de Huesca.

Pertenece a la Iglesia de San Agustín, y presidida por una imagen de San Vicente Ferrer, dentro de una hornacina gótica. Es en sí es un contra sentido ya que la Iglesia fue edificada en el siglo XIV por los agustinos, y San Vicente era dominico. La explicación viene a que en ese lugar de la plaza tuvo su primera casa el Colegio Imperial de Niños Huérfanos de San Vicente Ferrer.

La Iglesia comenzó a construirse en 1307 y pertenece al estilo gotico-frances, consta de una sola nave sin crucero, dividida en siete tramos cubiertos con bóvedas de crucería simple.

La historia del convento/iglesia ha pasado por todos lo avatares, desde la desamortización al abandono, incendiado o demolido en varias ocasiones, cuartel de los franceses y hasta cárcel en nuestra guerra civil.

El altar lo preside una imagen o icono de estilo bizantino, conocida como "Mare de Deu de Gracia" (Nuestra Señora de Gracia), posiblemente tenga su origen en Italia. 

El campanario original estaba situado en el lado contrario a donde se encuentra en la actualidad, almenado y base cuadrada, atribuido a Juan Batista Pérez Castiel.

El campanario actual Fue iniciado en 1912 por el arquitecto Luis Ferreres Soler en estilo ecléctico con reminiscencias góticas, si bien se terminó, con mayor o menor fortuna, cuestión de gustos, entre los años 50/60 por Javier Goerlich. Recuerdo perfectamente los andamios y como lo iban acabando.










8 comentarios:

  1. La de veces que he pasado, y quedado, por allí y ahora resulta que no sabia nada de ella.
    ¡He gozado tu entrada!
    ¡Oye vivías cerca de allí? Yo, hasta los 19, años viví al lado de la Plaza Redonda..(parece que fue ayer) y compraba libros en una biblioteca de lance, al lado de la plaza del Collado, donde, jajaja tambien tomaba estupendos granizados. (cuando podía)
    Un abrazo y gracias Marcos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que alegría Indiasena, igual nos hemos cruzado un montón de veces. He vivido siempre en la zona de Abastos-Finca Roja, pero ya sabes que la vida la hacemos siempre en el "centro". En esa librería de lance adquirí lo que es la joyita de mi biblioteca, Tres tomos divinamente encuadernados, con las obras completas del Marques de Chateaubriand, edición de 1854, por lo que ahora son 6 euros.

      Eliminar
  2. Singular y preciosa, este tipo de entradas las bordas, aprendemos sin esfuerzo y las fotos muy buenas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elogios de una "maestra", siempre bien recibidos, gracias.

      Eliminar
  3. Si te parece quedamos aquí hoy.
    - Jubi, este fin de semana no puede ser, tendrás que dejarlo para otro día.
    Entonces nos vemos en el Pirineo.

    ResponderEliminar
  4. Hay esquinas que si pudieran hablar ...
    La tuya es muy especial, no es cualquier cosa !!

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.