¡Hola Verano!

¡Hola Verano!

lunes, 5 de enero de 2015

INFORMACIÓN ALIMENTARIA AL CONSUMIDOR


El 22 de noviembre de 2011 se publicó en el Diario Oficial de la Unión Europea el nuevo reglamento de información alimentaria al consumidor.

En el plazo de tres años desde su entrada en vigor (es decir, desde el pasado 13 de diciembre de 2014), es obligatorio que el consumidor pueda tener acceso a la información sobre los ingredientes de obligada declaración en TODOS los alimentos, envasados o no, incluidos los puestos a su disposición en bares y restaurantes, comedores escolares u hospitales, y los vendidos a granel.

Según el nuevo reglamento, la información alimentaria proporcionada voluntariamente no podrá inducir a error, ni ser ambigüa o confusa para el consumidor. 

Cambios positivos:

-Abarcará, toda la información alimentaria ofrecida al consumidor, y no sólo el etiquetado de los alimentos envasados, entendiendo por “información alimentaria” la información relativa a un alimento y puesta a disposición del consumidor final “por medio de una etiqueta, otro material de acompañamiento, o cualquier otro medio, incluyendo herramientas tecnológicas modernas o la comunicación verbal”. Así pues, “para todos los alimentos, la información alimentaria obligatoria estará disponible y será fácilmente accesible”.

-Será obligatorio mencionar en alimentos envasados o no, incluidos “los alimentos que se presenten sin envasar para la venta al consumidor final y a las colectividades, o en el caso de los “alimentos envasados en los lugares de venta a petición del comprador o envasados para su venta inmediata” (venta a granel): la denominación del alimento; la lista de ingredientes; y “todo ingrediente o coadyuvante tecnológico que figure en el anexo II ( o derive de una sustancia o producto que figure en dicho anexo) que cause alergias o intolerancias y se utilice en la fabricación o la elaboración de un alimento y siga estando presente en el producto acabado, aunque sea en una forma modificada”

La información alimentaria obligatoria lo será también para los alimentos envasados ofrecidos para la venta mediante comunicación a distancia. 

Se incluyen medidas para que la información alimentaria sea precisa, clara, y fácil de entender por el consumidor, sin inducir a error “sobre la naturaleza, identidad, cualidades, composición, cantidad, duración, país de origen o lugar de procedencia, y modo de fabricación o de obtención”. En concreto:

-La información alimentaria obligatoria se indicará en un lugar destacado, de manera que sea fácilmente visible, claramente legible y, en su caso, indeleble. En modo alguno estará disimulada, tapada o separada por ninguna otra indicación o imagen, ni por ningún otro material interpuesto.

-Por fin podremos leer las etiquetas, sin lupa-

-Cuando figuren en el envase o en la etiqueta sujeta al mismo, las menciones obligatorias se imprimirán en el envase o en la etiqueta de una manera que asegure que sean claramente legibles, en caracteres que utilicen un tamaño de letra en el que la altura de la x sea igual o superior a 1,2 mm. Las menciones obligatorias se presentarán de tal forma que exista un contraste considerable entre el texto impreso y el fondo.

- La denominación de la sustancia o producto de los que figuran como causantes de alergias o intolerancias se marcará en el etiquetado mediante un tipo de impresión que la distinga del resto de la lista de ingredientes, por ejemplo, mediante diferente fuente, estilo o color de fondo.

19 comentarios:

  1. No se yo, si ponene toda la información que se dice y no vamos a necesitar lupa, o hacen las latas enormes o nos dan un triptico para que nos enteremos. Veremos como es la primera jeje. Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo menos son buenas intenciones, el tiempo lo dirá.

      Eliminar
  2. Como consumidor, doy la bienvenida a este nuevo reglamento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Interesante con el tema de las alergias.

      Eliminar
  3. Lo del aumento de la letra de la zona informativa del producto me parece muy necesaria.
    Veremos en la práctica en qué queda todo.
    Un abrazo y Feliz 2015!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mi lo mas importante, porque te poner, las gafas, te quitas las gafas, y nada se entiende.

      Eliminar
  4. Yo de momento me seguiré llevando el microscopio, ya que en ocasiones ni aún así se lee. Incluso en casa cuando ya has abierto una lata y se te ocurre, pensar cuando caduca, ves en la parte superior un cartelico bien visible que dice "Fecha de caducidad en la base inferior de la lata" y tu como bien mandao, le das la vuelta y zassss, todo el contenido al suelo.
    En otra ocasiones ponen "ver fecha de caducidad en envase de cartón", oiga y por más que buscas no logras saber donde se encuentra ya que está casi borrado, pero como uno ya es experto coge el envase conteniendo tres latas donde se ve perfectamente la fecha de caducidad y al cabo de un par de meses, después de haber consumido un par de latas de las tres que contenía el envase y por supuesto en casa se te ocurre mirar si ya está caducada o todavía la puedes consumir con cierta garantía y en preciosas y grandes letras en la tapa de la lata pone "Consultar el envase de cartón".
    Y claro no se te ocurre otra cosa que decir GILIPOLLAS, el cartón lo tiré cuando utilicé la primera lata.
    Así que "hecha la ley hecha la trampa", ya verás como nos ponen letras grandes tipo captcha para que nos devanemos los sesos y seguir sin poder leer absolutamente nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me reconforta saber que no solo me pasa a mi, todo lo que cuentas es la pura realidad.

      Eliminar
  5. No es tan simple como parece, ¿qué sucede con los envases cuyo tamaño no permite la letra del tamaño reglamentado?, no siempre será posible ponerlo todo, ¿por lo que deberá anexarse una etiqueta adicional? ¿y qué significa "fácil de entender"?, lo que es comprensible para algunos es chino para otros. Además no siempre es sencillo describir los ingredientes sin gastarse varias palabras, el castellano no se presta para el lenguaje técnico.
    Lo de la fecha de caducidad es cuestión aparte, puesto que es muy poco realista, los alimentos no caducan de un día para otro como la gente cree y he observado que ponen periódos muy breves de duración para alimentos que pueden durar mucho ¿qué oscuro propósito se esconde detrás de eso?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La realidad suele ser una, y los que redactan ni se para a pensar la problemática que crean. Dudo mucho lo de la letra legible en mini-envases.

      Eliminar
  6. Importantísimo que los productos de los que figuran como causantes de alergias o intolerancias tengan un tipo de impresión que la distinga del resto. Aquí el peligro no es una gastroenteritis más o menos grave, una intolerancia o alergia puede ser mortal.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Evidentemente es para muchas familias, lo mas importante, esperemos se cumpla y no dé a engaño.

      Eliminar
  7. Si la información fuese real cada envase necesitaría ir acompañado de un librito, y luego de leerlo dejaríamos de consumirlo, porque la verdadera información nos pondría los pelos de punta. Para ejemplo la leche, que cuando caduca, las centrales lecheras están autorizadas para reciclar la leche y volverla a envasar 4 o 5 veces. Algunos briks, en la parte inferior, ponen un código o señal de las veces que ha sido reciclada, pero la mayoría de marcas no lo ponen, de ahí las ofertas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa información de la leche reciclada no es exacta, la leche que caduca no se recicla para consumo humano. El código del fondo del envase corresponde a la fabricación del envase, no a la leche que contiene.

      Eliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Boa tarde Marcos,
    Lei boa mas não sei se o será na prática, como já comentaram.
    O tamanho das letras é, de facto, problema. E concordo que se soubermos tudo que ingerimos,nos iremos assustar.

    abraço amigo de Portugal

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Empezas a leer conservantes, edulcorantes, anti-oxidantes, pura quimica.

      Eliminar
  10. La UE ha inventado el huevo de Colón. La cuestión Srs.políticos, con minúscula, es que esta información ya la debíamos saber hace mucho, muchos, años. ¿Saben por qué? Pues porque a muchos de ustedes les hemos hecho ricos comprándoles sus productos contaminados y de pésima calidad por las adulteraciones que hemos soportado. Menos mal que en países eminentemente agrícolas se podían comer productos cultivados por uno mismo o la familia y amigos. Ahora, van de exigentes por la vida redactando leyes que son obvias porque, ¿saben qué? Que las pagamos, pagamos los productos y conociendo el pasado exigimos lo normal, ni mejor ni excelente, lo normal. Y lo normal es que dejen de envenenarnos diciendo lo que nos venden para poder alimentarnos. Bienvenidas sean todas la iniciativas pero no se vanaglorien de ello, debían arrepentirse de los pesticidas, herbicidas, insecticidas, féculas no autorizadas y grasas animales podridas, que han dejado que existan en productos alimenticios.
    Una información fundamental, Marcos.

    Un abrazo, amigo Marcos.

    ResponderEliminar
  11. Tienes toda la razón, pero lo importante es el futuro sea mejor, aunque venga impuesto de Bruselas, y se lo adjudiquen como mérito propio.

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.