Feliz otoño

Feliz otoño

miércoles, 25 de febrero de 2015

CUIDADO CON EL BRASERO



Es parte de mi niñez la liturgia de mi abuela mientras vivió, preparando el “brasero” cada medio día. Con sus pieles secas de naranja para iniciar la combustión y aromatizar, y las piernas ardiendo toda la tarde noche alrededor de la mesa camilla. También servía para pasarlo por las frías sabanas en invierno antes de acostarte. Todo ello, ahora me doy cuenta y comprendo, siempre bajo la vigilante mirada de mi padre.

El hecho de que España tenga uno de los índices de muertes por incendio más bajo del mundo – solo alcanzado por Holanda y Suiza- no debe hacernos olvidar tres hechos preocupantes. El primero de ellos tiene que ver con la dificultad de afrontar el pago de la energía; el segundo está relacionado con la falta de seguridad eléctrica en los hogares; y el tercero afecta gravemente a la población de mayor edad.

Más de 7 millones de personas tienen dificultades para pagar las facturas de energía doméstica al verse obligados a destinar más de un 10% de sus ingresos a tal fin.

En primer lugar, los descuidos con aparatos productores de calor –como radiadores, chimeneas y braseros- siguen siendo una de las principales causas de incendio en el hogar. Este dato me hace pensar en la relación directa que a mi juicio existe entre la población afectada por la llamada “pobreza energética” y el riesgo de sufrir un incendio por el uso de braseros u otros sistemas “alternativos” y poco fiables para calentar sus casas.

Aunque creíamos que era un concepto desterrado, la pobreza energética es una realidad hoy día en España. Más de 7 millones de personas tienen dificultades para pagar las facturas de energía doméstica al verse obligados a destinar más de un 10% de sus ingresos a tal fin (según la Asociación de Ciencias Ambientales). Esta situación se agrava en los meses de invierno (en diciembre, enero, febrero y marzo se producen la mitad de los fallecimientos por incendio y explosión en viviendas). 

De ahí que en los últimos dos años haya habido un repunte de víctimas por incendio en estos meses fríos (de 64 a 83 fallecidos). Las autoridades de consumo deberían perseguir y prohibir la venta de determinados aparatos de calefacción con resistencias incandescentes sin ninguna protección; las viviendas deberían contar con un mejor aislamiento térmico (hemos perdido una gran oportunidad durante la época en la que se construían más de 500.000 viviendas al año…).

Pero, sobre todo, el Gobierno debería ayudar a las familias más necesitadas, rebajando los requisitos para acceder al bono social eléctrico (que ahora mismo supone aplicar las tarifas vigentes en 2009: un ahorro del 23% en la factura eléctrica). O al menos promoviendo campañas para que la población conozca esta posibilidad ya que las eléctricas no tienen demasiado interés en comunicarlo a los potenciales clientes.

La seguridad eléctrica de los hogares españoles es el segundo motivo de preocupación al ver los datos de incendios y víctimas mortales. Gran parte de ellos se debe a una defectuosa instalación. Según los datos publicados por el Ministerio de Fomento en su estadística Estimación del Parque de Viviendas, el número total de casas se situó en 2013 en 25.441.306. El dato preocupante es que más de la mitad de ese parque inmobiliario tiene ya una antigüedad superior a los treinta años. Y una casa antigua suele ser sinónimo de inseguridad eléctrica.

19 comentarios:

  1. A la vista de los últimos acontecimientos pensaba que eramos de los países con mayor tasa de incendios fortuitos en la viviendas, así que me parece una buena noticia la que nos das. Ojalá se puedan solucionar todos los problemas que los ocasionan. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo pensaba, Ester, aunque el ideal es cero siniestros. Bss

      Eliminar
  2. Qué razón tienes, Marcos. Promover la seguridad eléctrica es algo que debería estar en obligado en cualquier acción gubernamental.

    Besos mil de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cuestión de divulgación de la información, la tele podría ser un buen vehículo. bss

      Eliminar
  3. Es una verguenza, que la gente mayor, o no mayor, deban estar expuestas a un incendio, por no poder pagar la luz.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La luz y el agua no pude faltarles a nadie, y menos a los mayores. Los estados han de marcar las preferencias, y asistir a los mas indefensos, que también votan.

      Eliminar
  4. Al paso que vamos, osea en retroceso, me veo tirando de brasero, estas generaciones quizas esten mas cerca de lo que pensamos.eso si, podrá asegurarse su peligrosidad con algun pequeño aparatito controlador, es curioso somos cada dia mas pobres pero con mayor tecnologia a nuestro alcance
    Un abrazo Marcos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, esos detectores de humo no son costosos, aunque también los mayores tenemos problemas de oído, mas o menos. Yo oigo mi despertador, pero no el de mi esposa.

      Eliminar
  5. Aquellos braseros de las mesas camilla !!
    Las mujeres llevaban en las piernas las feas "cabras" producidas por el calor directo.
    Los incendios producen terror.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es increíble lo rápido que se propagan. Para las batas de estar por casa, de las señoras, tenían que fabricarlas con tejido mas o meno ignífugos, por obligación. Por aquello de prenderse el aceite, y despues la bata.

      Eliminar
  6. Recuerdos de nuestra época de juventud. Feliz día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maruja las modas vuelven, no por esnobismo, sino por necesidad.

      Eliminar
  7. Creía que con las muertes que han ocurrido este año, seríamos de los peores países en este tipo de incendios y sin embargo según tus datos, no es así. En la actualidad según he podido constatar todos los braseros o calentadores eléctricos están protegidos de alguna manera, pero en todos ellos se recomienda algo que en ocasiones no cumplimos.
    "No tapar las rejillas de ventilación con algún paño o ropa de vestir" o algo similar y sin embargo en muchas ocasiones en aras de que algo se seque pronto nos olvidamos de la precaución y el paño sale ardiendo.

    ResponderEliminar
  8. si todo el proceso de los incendios es tal como lo explicas, efectivamente alguna medida debían tomarse, ante la frecuencia de estos accidentes.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una asignatura pendiente, una vez mas Icue.

      Eliminar
  9. Con la electricidad siempre hay que andar con cuidado.
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Sí, Marcos, pero la macroeconomía "va bien"... muy bien para quienes la manejan y ganan, como el caso de los bancos miles de millones de euros cada seis meses. Las mentiras tienen las patas cortas, muy cortas. Cuando se opina de España en otros países, sean de la UE o no, lo primero que dicen es que es un país poibre, después muchas otras cosas de las que ni quiero hablar. Esa es la satisfacción de un gobierno que se autojalea exponiendo "lo que se ha conseguido". Increíble. Estúpido. Malévolo. Indiferente con quienes son el soporte de los poderosos estando en la más sangrante miseria. Tenemos, posiblemente, el país que nos hemos dado a nosotros mismos. Por cierto, Marcos, ¿no hablabais vuestro idioma? Pues algún político de peso tendrá que ir a una academia...

    Un abrazo, Marcos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De las decisiones de los políticos nace nuestro futuro y el de nuestros hijos. No estaría de mas que, a la entrada de las Cortes y antes de hacer un discurso, les hicieran soplar, como precisaba el caso que aludes.

      Eliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.