¡Hola Otoño!

¡Hola Otoño!

domingo, 17 de mayo de 2015

¿BEBES LO QUE NECESITAS?





Queridos amigos.

A todos en general, y en especial a los amigos de siempre, a los que día a día siento tan cerca, con sus comentarios, mis disculpas por mi inesperada desaparición de la red por unos días. Causas de fuerza mayor,  que dicen. Vuelvo con vosotros desde este momento.


En principio es nuestro cuerpo quien realmente nos dice cuanta agua debemos beber, porque cada vez que perdemos entre uno y dos por ciento del total de agua, nuestro mecanismo de la sed nos avisa que es el momento de tomar un poco de agua. No obstante, hay que tener en cuenta que a medida que envejecemos este mecanismo de la sed tiende a ser menos efectivo, por lo que los adultos mayores deben asegurarse de beber agua constantemente y una vez más asegurarse de que su orina tenga un color pálido.

Por otra parte hay quien dice que tomar mucha agua puede causar hiponatremia (bajos niveles de sodio en la sangre).

Lo que sí es cierto es que el agua es un nutriente esencial para nuestro organismo, basta con solo pensar que el agua constituye 50 a 75% del peso corporal, siendo el contenido de esta sustancia mayor en lactantes y en niños.

Por sus características físicas y químicas, el agua tiene varias funciones dentro de nuestro cuerpo, entre las que se citan: el mantenimiento del volumen sanguíneo, el transporte de nutrientes y oxígeno, sirve como solvente en muchos procesos metabólicos y participa en forma activa como reactivo en muchas reacciones químicas, en la regulación de la temperatura corporal y la eliminación de productos de desecho.




Entre los beneficios que trae la ingesta adecuada de agua se pueden mencionar:

- A nivel renal y del tracto urinario: previene la formación de cálculos renales así como también la adecuada eliminación de éstos en personas susceptibles a formarlos y disminuye la posibilidad de desarrollar infecciones urinarias;

- En el corazón: Reduce el riesgo de problemas cardiacos disminuyendo el índice de problemas cardiovasculares;

- A nivel osteomuscular: ayuda a mantener lubricadas las articulaciones y los músculos previniendo de esa manera los calambres y evita la fatiga muscular ,

- En la cavidad bucal: aumenta las sustancias para el control de bacterias en la boca y que se encuentran en la saliva; evitando la gingivitis (inflamación de encías), caries y otras enfermedades de la boca

- A nivel bronquial y pulmonar: disminuye las probabilidades de infecciones virales como la gripe común o la influenza, infecciones bacterianas y la posibilidad en los asmáticos, de sufrir un ataque agudo debido a que ésta hidrata las mucosas que recubren la nariz, garganta bronquios y pulmones.

- A nivel de piel: mantiene la piel suave e hidratada, el brillo en el cabello y las uñas sanas.

- Finalmente diversos estudios científicos han concluido que la ingesta de agua en cantidades apropiadas, reduce un 45%, el riesgo de colon y a la mitad las probabilidades de desarrollar cáncer de la vejiga; debido a que la deficiente hidratación concentra mayor cantidad de sustancias tóxicas y cancerígenas en esos órganos. Y en estudios realizados en Inglaterra se concluyó que el estar hidratado reduce en un 79% el riesgo de padecer cáncer de seno.

La cantidad de líquido recomendada para los adultos bordea los 2.5 Lts., de los cuales al menos 1.5 lts debieran provenir de productos líquidos y el resto de los alimentos los que también son una fuente importante de agua.

Sin embargo en épocas de verano estas cantidades deberían ser mayores alcanzando los 2.5 a 3.5 Lts/día debido a que el agua se elimina en una gran proporción por la sudoración y por ende se aplica la máxima que “a mayor calor mayor ingesta de líquido”.

Hay que tener en cuenta que las personas con mayores necesidades hídricas, dada su mayor susceptibilidad a la deshidratación son lactantes, niños, embarazadas, ancianos y deportistas.

De la red.

14 comentarios:

  1. Me has dado una alegría, soy de las que bebe agua, no a la fuerza, es que me apetece, Mi primer vaso de agua es en ayunas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo en el vaso en ayunas, costumbre que heredé de mi padre. Bss.

      Eliminar
  2. Es necesario beber agua, pero también es importante tener en cuenta que no existen problemas de retención de líquidos, porque si no, sirve de poco. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de beber los dos litros entiendo es una recomendación saludable, luego las problemáticas particulares, lógicamente condicionan. Saludos

      Eliminar
  3. Muy interesante el post. Hace unos meses me he impuesto la obligación de beber al menos un litro diario de agua (¡¡¡no bebia nada!!!) además de los otros liquidos que ya tomo como té o café, etc. Y la verdad es que he notado cierta mejoria en mis males.
    El riesgo es que los mayores no solemos tener sed y se nos olvida beber, que es MUY SANO.
    Siempre encantada de leerte y por tus consejos tan útiles y provechosos. ¡Gracias!
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo deberías esforzarte mas, pues un litro me parece insuficiente. Cuando trabajaba me compraba una botella de dos litros, y me ponía por norma acabarla al día, o casi. Ahora bebo menos, aunque últimamente me preparo una botellita de medio litro con agua de ósmosis, le añado un par de sobrecitos de edulcorante y el zumo de medio limón, y me la voy bebiendo mientras veo la peli de la tele. Prueba a ver como te vá.

      Eliminar
  4. Yo tengo la botella de agua cerca y así, cuando la veo, le doy un besico, pero ... prefiero el café !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En los tiempos que empiezan voy a la playa siempre que puedo, y no me puede faltar mi termo de cafetito con hielo y limón, que Mari me lo prepara de categoría superior. Para los dos, se entiende.

      Eliminar
  5. Resumiendo: Que bebiendo suficiente cantidad de agua estaremos muy sanos, pero mucho cuidado con la calidad del agua.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En casa consideramos la ósmosis imprescindible, porque ya no es el sabor, es la cantidad de metales pesados que arrastra la del grifo.

      Eliminar
  6. Yo soy de las que beben poca agua y creo que tenía que mas a menudo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debes intentarlo maruja, sin la dosis precisa, se fuerzan mucho los riñones.

      Eliminar
  7. Bebo cuando siento sed, y como a Maruja, que me precede en los comentarios, quizás debiera beber más, pero siempre ha sido así y hasta el momento nunca he tenido problemas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También hay que tener en cuenta que además del agua corriente, es liquido el café con leche del desayuno, los refrescos, las sopas, etc.etc.

      Eliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.