Feliz otoño

Feliz otoño

sábado, 9 de mayo de 2015

SIMPLEMENTE HUMANIZAR



Si “humanizar” es hacer humano, familiar y afable a alguien o algo. Esta es la primera cuestión a plantearse cualquier profesional que trate y cuide a los mayores.

Las personas mayores nos están pidiendo que les cuidemos. Quizás si nos atrevemos a sentarnos a su lado y a escucharles, descubramos personas agradecidas, deseosas de compartir sus experiencias y sus sentimientos, y llegaremos a la conclusión de que trabajar con personas mayores es gratificante. 

Hablamos de profesiones en contacto habitual con la fragilidad, la dependencia o la muerte. Profesiones de ayuda que conllevan exigencias técnicas, pero además un compromiso ético superior al de otras actividades, precisamente por trabajar con la vulnerabilidad del ser humano. 

Ayudar desgasta, y se requiere una reflexión social e institucional que permita cambiar la percepción del trabajo con los mayores: una distribución del trabajo más equitativa; cupos de pacientes ajustados por la edad; mayor especificidad en las funciones, etc. Pero no desaparecerá la amenaza del desgaste profesional. Va a ser necesario que los profesionales se paren a pensar sobre lo que hacen diariamente, recuperen hábitos muchas veces olvidados e impulsen una formación que no trate únicamente los "hechos" sino que recoja también los "valores" y capacite al profesional para el manejo de los conflictos morales.

Se trata de introducir en su actividad la reflexión sobre valores como el respeto a la autonomía de las personas mayores; su derecho a una asistencia sin discriminaciones; la obligación moral de proteger a los más débiles, etc.; y la utilización de un método que facilite a los profesionales la toma de decisiones cuando se enfrentan a problemas éticos que les generan incertidumbre y angustia. Y todo ello desde la convicción de que un adecuado manejo de los valores no solo les ayudará a mejorar la calidad de su práctica profesional, sino también a aumentar su satisfacción personal en el trabajo.

Para los profesionales no solo debe suponer un reto, sino una oportunidad para reflexionar sobre cómo se realiza ésta asistencia; qué se puede mejorar; y qué fines deben orientarla.

13 comentarios:

  1. Va a ser amigo mio, que eso de humanidad se está extinguiendo..
    Mejor no contar lo último visto por mi. Para que lo afirmé rotundamente, precisamente con personas mayores.
    Besos buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es posible que sea una valor medio en desuso, pero es un error. Por mucho modernismo o progreso, ante diodo esta la dignidad del individuo.

      Eliminar
  2. Yo creo que a pesar de las prisas la humanidad hacia los mayores sigue vigente, ellos son nuestro pasado u nuestro origen, son nuestras raíces y solo debemos prestarles un poco de atención, saber escuchar y pasar todo el tiempo que podamos con ellos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabes cuanto lamento no haber estado mas horas con mi padre en sus últimos años. Tengo ahora tantas preguntas sin respuesta...

      Eliminar
  3. El concepto de persona mayor se está perdiendo en aras de que la esperanza de vida es superior, yo me considero persona mayor y sin embargo todavía puedo ayudar a otras con más edad o incluso de mi misma edad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De entrada se ha pasado la valoración de anciano a los 80, y mas si te encuentras sin problemas de movilidad y lucidez.

      Eliminar
  4. Merecen respeto y amor.Lástima que nos demos cuenta, cuando es demasiado tarde
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es ley de vida, Mar, solo echamos de menos las cosas, cuando ya no las tenemos.

      Eliminar
  5. Merecen respeto y amor.Lástima que nos demos cuenta, cuando es demasiado tarde
    Bss

    ResponderEliminar
  6. Las personas mayores son muy agradecidas si les muestras respeto y cariño, y sobre todo les dedicas un poco de tu tiempo, aunque sea para escucharles algo que te han contado muchas veces, pues agradecen mucho ser escuchadas. Es muy triste querer hablar y que nadie te haga caso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una realidad acuciante. El ver que no te escuchan, es una agravio insuperable en muchos casos.

      Eliminar
  7. Precisamente `porque los mayores procuramos ser independientes y molestar lo menos posible, cuando lo necesitamos de verdad ... lo que más queremos es cariño y paciencia. Besicos.

    ResponderEliminar
  8. Hemos dadao todo el cariño que hemos podido, ahora es parte de nuestro alimento.

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.