¡Hola Otoño!

¡Hola Otoño!

lunes, 15 de junio de 2015

MI PLAYA




Quizá es muy difícil de explicar, o mas bien de entender por los que no puedan ver el mar a diario. Como en todo, ha de haber contacto para que surja el amor, y para mi me sería muy costoso alejarme de la orilla de mi Mediterráneo, ya es parte de mi y yo de ella, los dos nos pertenecemos: Mi Playa.

La Wiki, con gran crueldad solo sabe describirla fríamente, solo como base de sedimentos. Dice que cuando una playa tiene una pendiente inclinada está en o cerca de tener un perfil de verano, el cual presenta la acumulación de sedimentos tanto en la cara de la playa como en la parte de atrás de la misma. Dando paso a la formación del berma, acumulación característica del perfil de verano. Del mismo modo para invierno se forma el perfil de invierno o perfil disipado, en donde la pendiente de la playa es suave o casi plana. Donde la gran mayoría de los sedimentos se han transportado hacia la playa submarina formando la fosa y la barra.


Y todo eso que nos importa, me basta con ver sus amaneceres, con dormirme al susurro de las olas, con admirar sus continuos cambios de color, según los cielos…

Me uno a los versos de Luis Prieto:

   



Pero cuando amanece
en la playa larga y solitaria,
cuando el sol comienza a acariciar
las dunas y las olas,
cuando las gaviotas y los peces
saludan jubilosos el despertar de la mañana,
entonces el mar, mi mar,
me habla de emociones contenidas
mientras mis pasos presurosos
interrumpen el cristal claro de las aguas
en las orillas de la playa.

Entonces me hago de sueños
y dejo acunar los sentimientos dormidos
en cada paso, en cada huella
de aguas y de arenas. Entonces
mi canto es un canto de peces y gaviotas,
de barcos que faenan a lo lejos,
de bancos de sardinas o jureles
que buscan su amor desesperado.

Y mis pasos, que el agua borra
pero que guarda la arena dorada,
son versos de esperanza
que voy lanzando a los vientos,
al agua, a las olas, a las gaviotas...
a todo lo que añoro y lo que amo. 

Escúchame mar:
ahora me voy. Me voy
pero no te dejo
porque es imposible dejar el corazón
y llevarse tan solo el cuerpo... 







20 comentarios:

  1. que placer vivir cerca de la playa... yo tengo al río, pero no es lo mismo, por eso espero todos los fines de año ansioso por ir a la playa aunque sea 15 días... salu2 y vi el video, no filmaste la playa! solo el agua jaja....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaba tan cristalina que me quedé un poco hipnotizado. Aquí las playas suelen ser muy buenas para los niños, pues en su mayoría van cubriendo muy despacio.

      Eliminar
  2. ¡¡¡¡Mi caaaaasa!!!!
    Yo sinceramente prefiero la montaña, aunque quizás allí los susurros en ocasiones sean gritos, como este sábado por la mañana que el barranco y el río que me rodean en Broto no susurraban, gritaban a los cuatro vientos la enorme cantidad de agua que llevaban.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi padre tenía un chalet en el monte con un barranquillo insignificante a su lado. Recuerdo perfectamente tras alguna tormenta de verano, como rugía con agua y piedras toda la noche.

      Eliminar
  3. Qué bonito!! Además ustedes tienen unas playas, playas... dignas de "la canción más bonita del mundo". Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas de mi alrededor tienen la bandera azul europea de calidad.

      Eliminar
  4. Bonita, bonita entrada y te comprendo muy bien ... a mi me pasa con la montaña, cuando viajo por tierras llanas me parece que estoy desprotegida y sin apoyo. Besicos.

    ResponderEliminar
  5. Lo explicas exactamente, es como si un día te despertaras y no vieras la Peña Oroel. Quedaríoas desconcertada, salvo que se la hubiese comido una nube...l

    ResponderEliminar
  6. Nos encanta la playa, Marcos, y las sensaciones que provoca el mar y la arena... ¡Y con eso nos conformamos!

    Muchos besos de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
  7. Me encanta!!! Para contestar a tu pregunta, Monsanto es una empresa de productos fitosanitarios y...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y el tema de Indonesia, no lo habia relacionado. Bss

      Eliminar
  8. Hola Marcos, estoy aquí de nuevo aunque no terminé el trabajo.Pero ya queda menos y lo puedo ir haciendo poco a poco.
    De niño fui de secano, pero todos los años venía a mi mar. Hoy lo veo a diario y a diario iba a pescar. Ahora menos, hay poca pesca. La playa la dejé cuando los chicos se fueron haciendo mayores, además, el agua siempre me parece fría, no como en tu tierra.
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aqui a veces llega a ser hasta caldo, pero no conozco niño que no la disfrute.

      Eliminar
  9. Amo el mar,no es privilegio mio sino de mujeres de varias generaciones
    La vida me ha permitido vivir siempre cerca de el y.....navegarlo en todos los puntos cardinales.
    Bendicion que agradezco diarimanete
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Muy bello Marcos, yo tengo la gran suerte de verlo a diario desde mi ventana.. Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Pues ya has caido en la trampa, ya no te separas del mar

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.