Feliz otoño

Feliz otoño

viernes, 24 de julio de 2015

FIBRAS VEGETALES

 

Cuando las plantas se convierten en objetos la botánica logra una nueva dimensión que bien se verá reflejada en cada pieza, en cada espacio y en cada historia escondida. Tradición, cultura, esfuerzo e innovación son las ideas que se desprenden de esta colección de piezas creadas con fibras vegetales utilizadas en el mediterráneo.

Así, inauguramos con un recorrido de tres dimensiones. Desde la línea simbolizada por la cuerda hasta el volumen de un capazo pasando por la doble dimensión de un tejido. Un nivel de complejidad creciente que contrasta con la cotidianidad de las piezas: cestas, alpargatas, capazos, cuerdas o escobas.

Es el momento de rendir homenaje a plantas como el cáñamo, el junco, el mimbre, la anea, la caña o el avellano y qué mejor forma que conocer un poco más su biología. El esparto, quizás la más conocida de las fibras vegetales, esconde los estomas (poros) en el interior de unas hojas cilíndricas para evitar la evaporación y el derroche de agua, algo muy útil a los ambientes semiáridos en los que crece. ¿No te parece interesante?

La muestra que podemos contemplar en nuestro Jardín Botánico, quiere ser además, un homenaje al trabajo y a la habilidad de los artesanos, a su imaginación para inventar herramientas que dominen las fibras, y a los oficios que han permitido desarrollar infinitas soluciones, a partir de simples fragmentos vegetales.

Hojas de boga
Las plantas son alimento y medicina. Es más, las plantas están presentes en muchos de los objetos con que convivimos diariamente. La utilización de fibras vegetales forma parte indisoluble de nuestra evolución cultural y de nuestro progreso económico.


Sisal en rama
Yute en rama



Esparto en rama





Segol
Hojas de Margalló
Haz de juncos


Pinnes de datilera




Esparto en rama
Segol en veta
Esparto picado

Cañamo en rama
Sisal peinado
Cáñamo peinado en veta
Segol
Algodon en flor
                                                     



















13 comentarios:

  1. Bonita colección de fibras, espero que allí donde voy y pese a la sequedad, me encuentre el campo bastante más verde, al menos un cachico que riego todos los días y me tocará cortarlo con el corta césped.
    Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues que te lo pases muy bien. Aunque acabes cansado de tus trabajitos pendientes, al menos dormirás fresquito por la noche. Felices vacas.

      Eliminar
  2. Las utilizamos todos los días y no nos damos cuenta, hace muchos años, siendo una niña dormí en un colchón hecho con una de esas fibras pero no recuerdo el nombre. Una estupenda exposición que nos regala el Jardín Botánico de la Universidad de Valencia, gracias por mostrarla. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Demuestran la inteligencia humana que supo utilizar lo que la naturaleza le daba para mejorar su habitat.

      Eliminar
  3. Este artículo me he recordado a mi padre que de profesión cuando era joven era la de espartero;
    me dejó de recuerdo una pequeña colección de objetos hechos a base de esparto
    Salut company

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El hermano de uno de mis yernos ha ido a aprender el oficio del último experto de su pueblo, y nos ha hecho maravillas.

      Eliminar
  4. Este artículo me he recordado a mi padre que de profesión cuando era joven era la de espartero;
    me dejó de recuerdo una pequeña colección de objetos hechos a base de esparto
    Salut company

    ResponderEliminar
  5. ¡No conocíamos tanta clases diferentes de fibras naturales, Marcos! Somos unas enamoradas de todos los productos derivados de ellas.

    Muchos besos de las dos

    J&Y

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La naturaleza con toda su riqueza a nuestro servicio. Solo habia que saber ver e imaginación.

      Eliminar
  6. De niño veía a mi padre confeccionar con esparto "soquets", que usaba para andar por el campo y el monte. Y en mi familia paterna casi todos hacían asientos de boga (enea). Todavía tengo una prima que, por algún compromiso, todavía hace asientos de boga, todo artesanía pura.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lamentablemente se pierden estos trabajos porque precisan mucho tiempo, y eso ahora se valora mas.
      Recuerdo una calle de la Valencia antigua, donde las mujeres hacían bolillos todas las tardes.

      Eliminar
  7. Bonitas fotos e interesante tema, Marcos. Todos los días se aprende algo.
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aplaudo la imaginación y sentido práctico de nuestros ancestros.

      Eliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.