¡Hola Otoño!

¡Hola Otoño!

sábado, 25 de julio de 2015

PIES TORTURADOS




Os cuento una intimidad, “tengo pies de bebe”, sin duda una exageración, pero mi esposa así los define. Desde siempre he tenido en cuenta mi prioridad en llevar zapato cómodo, en alternar la respiración en verano, la calidad de los calcetines si llevas botas, (montaña, en la mili, etc), lo que da como resultado la ausencia de callos, duricias, ojos de gallo, etc. Sin haber tenido nunca que recurrir al pedicuro, que es visita bimensual de mi esposa con sus deliciosos zapatos de taconisimo y dedos torturados.

Leo que: El uso de zapatos demasiado estrechos, duros o con tacón inadecuado causa patologías en el pie, que pueden llegar a necesitar una intervención quirúrgica que mejore la calidad de vida paciente. Las principales enfermedades causadas por este tipo de calzado, según el Colegio Oficial de Podólogos de Euskadi, son:

Metatarsalgias: el dolor debajo de los dedos es muy común en mujeres, ya que los tacones de más de 5 centímetros de altura aumentan la carga del pie a este nivel; en muchas ocasiones bajar 2 centímetros la altura del tacón y aumentar su superficie de apoyo es suficiente para aliviar el dolor.

Talalgias: el dolor de los talones se debe a la tensión e inflamación de un ligamento que recorre la planta del pie desde los dedos hasta el talón. Puede afectar solo a uno o a los dos talones, tanto en hombres como en mujeres. Por lo general, se manifiesta al levantarse de la cama o después de haber estado sentado un rato, y puede disminuir a medida que se camina.

Para prevenirlo se recomienda evitar el calzado plano, chancletas y/o zuecos. Y recurrir a plantillas a medida para dar reposo a la fascia y valorar la evolución del paciente.

Juanete: es una prominencia en el costado del pie, a la altura de la articulación del dedo gordo, que hace que el dedo gordo se desvíe hacia los dedos pequeños, afectando su posición. Aunque la principal causa es genética, «ciertos zapatos facilitan el desarrollo del juanete, razón por la que son las mujeres las que más sufren esta patología», según los expertos del Colegio Oficial de Podólogos de Euskadi. Esta malformación también puede surgir a causa de traumatismos, artritis reumatoide y enfermedades neurovasculares.

Si el dolor no es muy intenso, un tratamiento conservador, usando calzado cómodo, es una opción. Luego, a medida que empeora la enfermedad, «la desviación va formando una osteoartritis dolorosa que puede llegar a incapacitar, complicando además la cirugía. Después de la cirugía el paciente sale caminando con calzado post-quirúrgico».

Dedos en martillo: el segundo y tercer dedo se curva en la articulación central. Esa curvatura puede ser doble, central y distal, que le dará forma de garra. Cuando la piel está entre el hueso y el calzado, con el que roza, se formará un callo y surgirá una inflamación. Esta dolencia es más habitual en las mujeres que usan un tipo de calzado alto y medias que comprimen los dedos. «No aconsejamos el empleo de callicidas, debido a que queman el tejido bueno y malo, pudiendo provocar úlceras e infecciones».

Y tú, que tal lo llevas?...


11 comentarios:

  1. También los míos son de bebé. Toda la vida los he cuidado sin reparar en modas y demás convenciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro por tí, mucha gente no les presta la debida atención, y de mayores lo lamentan.

      Eliminar
    2. Me alegro por tí, mucha gente no les presta la debida atención, y de mayores lo lamentan.

      Eliminar
  2. Intimidad por intimidad, ni tengo juanetes, ni durezas, ni me duelen y además no son feos aunque tiene muchos años, mi calzado solo cumple una premisa, piel o a veces esparto. He llevado y aun llevo a veces tacones de hasta 12 centímetros, sandalias, chanclas o cualquier zapato que me guste. Supongo que lo mio es genetico. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es una buena herencia. Conozco gente mayor con buena salud pero que no puiede andar por no haberse cuidado.

      Eliminar
  3. El comienzo del post pensaba que tenias los pies delicados, pero era eso, es que cuidas a tus pies mucho, y los tacones de tu esposa pones porques
    Ahora te digo yo, ¿me puedes decir que hay bueno? tabaco, alchol, sal, grasa, sol................... y mucho mas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno de mayores todo nos lo prohíben, no porque sean cosas malas, sino porque hay que tener mucha moderación cuando pasan los años. No obstante lo de los pies de las señoras por la moda, hay que ser consecuentes.

      Eliminar
  4. Desde el punto de vista antroplógico, podríamos decir que la mujer con tacones lo que busca es elevarse de forma física y espiritual, se desconecta del suelo mas que nosotros..
    SAlud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El fin primario es parecer mas altas, desde luego.

      Eliminar
  5. Los míos no son tan de bebé, Marcos. ¡Calzo 44!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como mis hijos, necesitais una vaca para cada zapato.

      Eliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.