¡Hola Otoño!

¡Hola Otoño!

domingo, 4 de octubre de 2015

ARROZ, DE VALENCIA





El arroz está considerado el alimento básico de muchas culturas culinarias, entre ellas la nuestra. Es la especialidad de la cocina asiática y de América Latina. Es el segundo cereal más producido en el mundo, después del maíz, por tanto, es de los más importantes y necesarios para la alimentación humana. Es barato y contribuye de manera importante al aporte calórico de la dieta humana.


En España el consumo del arroz es alto y es el componente fundamental de uno de los platos típicos de nuestra gastronomía, la paella. La paella es más que un plato, es una marca de calidad de la gastronomía no sólo valenciana sino española, y más si hablamos del producto distinguido como Denominación de Origen Arroz de Valencia.

El arroz además de tener numerosos beneficios para la salud, es una fuente inmediata de energía para el cuerpo. No sólo es bueno para la piel, sino que también es bueno para el mantenimiento de los niveles de azúcar en la sangre. El arroz es una fuente de combustible para el cuerpo, es una gran fuente de energía por los hidratos de carbono que contiene; también tiene un alto valor nutritivo (tanto blanco como integral).

El arroz blanco es alto en minerales como el calcio y el hierro, también es rico en vitaminas, como la niacina, la vitamina D, la tiamina y la riboflavina. El arroz integral es una buena fuente de fibra y por lo tanto, mejora la digestión.

También es conocido por ser capaz de controlar diversas enfermedades o prevenir la aparición de la enfermedad del Alzheimer. El arroz también contiene propiedades antioxidantes que protegen el corazón y reduce la probabilidad de sufrir derrames cerebrales. La cáscara de arroz tiene propiedades diuréticas y es un remedio natural y eficaz para la disentería. Y además el arroz no contiene gluten, por lo que es el cereal perfecto para integrarlo en la alimentación de las personas celíacas o alérgicas a las proteínas, como las que se encuentran en el trigo, la cebada, el centeno y la avena.

En la Comunitat Valenciana, el cultivo de arroz es una de nuestras características más arraigadas. Nuestra gastronomía está muy vinculada al consumo de arroz y es el ingrediente estrella en platos de reconocido prestigio internacional como es la paella. Destaca la zona del Parque Natural de la Albufera de Valencia donde el arroz es uno de los cultivos más característicos y con una tradición muy arraigada. Y precisamente por las características físicas de la zona, el litoral de la Comunitat Valenciana, es por lo que se ha conseguido darle al arroz una marca de calidad: la Denominación de Origen "Arroz de Valencia".


ARROZ, DE VALENCIA
Existen varios productores en la Comunitat Valenciana y si hablamos de arroz con D.O. "Arroz de Valencia" tenemos que hablar de las siguientes variedades: Senia, Bahía o Bomba.

Gran parte de los platos típicos valencianos tienen en el arroz un elemento fundamental. Si alguno destaca sin duda es la paella que se originó en los arrozales cercanos a la Albufera. Eso sí, la gastronomía de la Comunitat Valenciana cuenta con arroces menos mediáticos pero igual de sabrosos como el arroz a banda, el arroz negro, el arroz con judías y nabos ( arròs amb fesols i naps), el arroz al horno o el arroz con costra sin olvidar el arroz caldoso o todos los arroces melosos o el tradicional postre arroz con leche y tantos otros arroces que sería imposible destacarlos todos porque además con los años se han ido innovando muchas recetas originales que han dado pie a exquisitos platos nuevos.
Fte. Cadena Ser.


15 comentarios:

  1. Sí supieras... Yo tengo una tienda de productos españoles en Viena. Es horroroso, la gente viene a comprar chorizo para hacer la paella, ya no sé cómo decirles que la paella no lleva chorizo. Hago cursos para enseñarles a hacer paella, la paella valenciana. Lo que si compran es el arroz Bomba, eso muchos lo conocen. Pero de hacer paella ni puñetera idea. Es un plato muy vapuleado en el extranjero. Además, la paella valenciana en sí no la conoce nadie, la mayoría conocen la de marisco, pero para eso estoy yo aquí :)
    Saludos y buen domingo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha encantado tu blog. voy a verlo con detenimiento. En ti confiamos para que no asesinen la paella en Austria. A mi me sirvieron en Monserrat una paella llena de longanizas.

      Eliminar
  2. Como buen valenciano me encanta el arroz, cocinado de todas maneras. Y medicinalmente, algo que casi nadie sabe, el arroz cocido es capaz de madurar y abrir el tumor más peligroso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No llego a entender lo de "madurar y abrir", te refieres a un emplaste. LLevamos miles de años sin mas medicina que las plantas naturales, y ahora todo depende del microscopio.

      Eliminar
  3. Que ganas me has transmitido de comer una paella!
    Que interesante tu entrada.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una buena paella siempre estoy dispuesto a comerla, aunque sea en la cabeza de un tiñoso, que suelen decir por aqui-

      Eliminar
  4. Una buena paella es una exquisitez, lástima que no siempre se cocinan bien.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. NI siquiera en Valencia tienes la seguridad de que sea perfecta.

      Eliminar
  5. Una buena paella es una exquisitez, lástima que no siempre se cocinan bien.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Uno de mis hijos está aprendiendo a hacer paellas valencianas, creo que un día de estos nos invitará a comer en su casa, ya te comentaré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicen que el mejor sistema para encontrar una paella buenísima, es retrasarla. por ejemplo, habéis quedado a comer a las 2 en casa de tu hijo. El va retrasando la cocción hasta las tres, entonces tenéis ya tanta hambre que os sabe a gloria.

      Eliminar
  7. Y además de hablar del arroz, quiero decir algo de los arrozales. En los meses de verano, antes de la siega, la visión de esos mares verdes desde la altura de la montañeta dels Benissants de la Pedra, única y curioso promontorio en medio del llano, con la ermita de los santos Abdón y Senent, es maravillosa.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es todo un espejo de las nubes, pero todavía hay otro momento que prefiero, cuando hasta donde alcanza la vista es un rabioso césped verde.

      Eliminar
  8. Hola Marcos. Interesante entrada y muy jugosa.
    El arroz es uno de mis platos favoritos, al que acudo con bastante asiduidad.
    Tengo una prima viviendo en Thailandia desde hace años, y allí no se come otra cosa que no sea arroz. Todos los días!!

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  9. Comer arroz nunca cansa.
    Según una leyenda budista, el dios Shiva creó una hermosa doncella: Retna-Dumila (joya radiante), quedó prendado de ella y quiso desposarla, sin embargo, la joven le puso una condición, que le proporcionara un manjar que nunca le diera hastío.
    Siendo imposible para él encontrar un alimento con dicha cualidad, intento casarse a la fuerza pero no lo logró, pues ella murió repentinamente. A los 40 días de su muerte, los guardias del castillo donde la doncella había vivido, observaron como de su tumba brotaba un gran resplandor comprobando que nacía de éste una planta desconocida.




    De inmediato avisaron al dios Shiva y al verlo, comprendió que ése era el alimento deseado por su amada. Entonces pensó “esa planta lleva el espíritu de Retna-Dumilla y por ello la llamaré padi (arroz)

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.