Feliz otoño

Feliz otoño

miércoles, 18 de noviembre de 2015

VOLUNTARIADO SOCIAL, TE ATREVES...


Las barreras arquitectónicas impiden que muchas personas mayores salgan a la calle por problemas de movilidad que, señala Carlos Miguélez Monroy en este artículo de opinión, dificultan su vida social así como el acceso a servicios que no se prestan a domicilio.

Carlos Miguélez Monroy

Jesús lleva unos 13 años sin salir a la calle por culpa de una discapacidad y porque el edificio en Madrid donde vive no tiene ascensor. Su situación se agrava por problemas en su vivienda y por los obstáculos administrativos que ha encontrado para repararla. Aunque paga un alquiler de renta antigua, su pensión de menos de 400 euros apenas le alcanza para los gastos de él y de la hija con discapacidad de la que se hace cargo.

Maripaz vive en un 4º piso sin ascensor también. Aunque no tiene problemas de movilidad, en los últimos años se le ha deteriorado la vista, lo que le impide, de forma progresiva, salir de casa sin compañía.

Antonia, con 87 años, vive en un 2º sin ascensor. No sale de su casa desde julio por problemas de movilidad. Vive con Antonio, su hijo, que sólo puede caminar con la ayuda de muletas de vez en cuando por un accidente de moto. El Tribunal Médico no le reconoció ninguna discapacidad. Él se encarga de hacer la compra por Internet; una persona del Ayuntamiento acude una vez por semana para hacer algo de limpieza y una vecina les ayuda en lo que puede.

Ésta realidad impide que muchas personas participen en sociedad. Las barreras arquitectónicas son uno de los principales obstáculos para personas mayores con problemas de movilidad.

“Lograr ciudades inclusivas para las personas de edad significa crear oportunidades para su participación económica y social en entornos accesibles y seguros. También implica proporcionar viviendas asequibles y los servicios sociales y de la salud necesarios para que puedan envejecer en sus hogares”.

Ban Ki Moon, secretario general de Naciones Unidas, pronunció estas palabras el Día Internacional de las Personas con Edad que, este 1 de octubre de 2015, tuvo como lema “La sostenibilidad y la inclusión de las personas mayores en el entorno urbano”.

Desde Naciones Unidas reconocen la importancia de forjar ciudades sostenibles que promuevan la equidad, el bienestar y la prosperidad para todos.

“Las personas mayores que viven en la ciudad tienen más probabilidades de generar ingresos, tener oportunidades de educación, y acceso a viviendas asequibles, instalaciones públicas y transporte seguro”, dicen.

Distintas organizaciones promueven el voluntariado social como eje para fortalecer las redes sociales de forma que las personas mayores no se conviertan en objeto de beneficencia. La sociedad puede beneficiarse de la riqueza que su experiencia de años supone. Además de paliar situaciones de soledad, el voluntariado puede promover las relaciones entre vecinos y otros vínculos entre personas de distintas edades. Las voluntarias y los voluntarios se convierten así en agentes para dar a conocer la realidad de personas como Jesús, como Antonia y como Maripaz.

Basta con dedicar unas horas a la semana para dar un paseo, compartir conversación o un rato de ocio. El voluntariado social abre la puerta para que las personas se mantengan activas por medio de actividades y valores solidarios. Por otro lado, permite acompañar a personas que viven solas y a denunciar dificultades que tienen para hacer efectivos derechos básicos.

Si bien estos programas refuerzan las habilidades sociales de las personas mayores y las mantiene activas, con frecuencia las personas voluntarias sostienen que este encuentro les aporta incluso más a ellas que a quienes dedican unas horas.

Por otro lado, existe una red mundial, de organizaciones que abren la puerta para que personas mayores y otras personas compartan vivienda.

En el caso de España, se dirige a personas mayores con un alto grado de autonomía que viven solas y que buscan apoyo y compañía en su casa para sentirse más vivas. Por otro lado, se dirige a universitarios que se incorporan al domicilio del mayor en una vida normal mientras progresa en sus estudios y comparte las tareas y los gastos en el domicilio de la persona mayor. Se construye poco a poco una relación de confianza, de aprendizajes compartidos y apoyo mutuo, en una convivencia que solventa problemas de soledad en los más mayores y de alojamiento en los más jóvenes, al tiempo que se construye una sociedad más pendiente de las necesidades y más integradora.

Carlos Miguélez Monroy es periodista y editor en el Centro de Colaboraciones Solidarias (CCS)

22 comentarios:

  1. En España el voluntariado funciona muy bien, todas las personas que lo soliciten reciben ayuda, hay muchos lugares donde se imparten cursos para voluntarios y desde los 14 años ya se puede asistir. Conozco a muchos jóvenes que lo realizan en sus tiempo libre, amas de casa que dirigidas desde las parroquias ayudan a personas mayores o enfermas. Casi todos podemos ser voluntarios. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una gran labor en la que todos podemos poner nuestro granito de arena en cualquier momento.

      Eliminar
  2. ¡Hola Marcos! ¿Sabes algo de Ester (Autodidacta)?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No he observado nada raro. Hoy publica sobre "asiento preferente".

      Eliminar
  3. Yo he cuidado a nuestros padres muchos años, en todas las circunstancias posibles, tengo muy claro que mi ayuda puede ser puntual pero no de otra manera, creo que ya he cumplido con creces, pero la iniciativa es preciosa para ambas partes.
    - Yo tampoco sé qué le ha pasado al blog de Ester-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duida, y una gran satisfacción haberlo hecho. Cual es vuestro problema con Ester.

      Eliminar
    2. Esta mañana en el blog de Ester salia este cartel:
      El blog se ha eliminado.
      Lo sentimos, el blog de presentaciones-ester.blogspot.com se ha eliminado. Esta dirección no está disponible para blogs nuevos
      .
      El problema ha sido que Ester ha querido cambiar el nombre del blog y lógicamente en la dirección habitual ya no había nada. Ya lo ha recuperado.

      Eliminar
    3. Yo no me atrevo a cambiar una coma. El dia que tenga un problema gordo, se acabó el blog, no sabría arreglarlo.

      Eliminar
  4. Es vergonzoso que haya personas cobrando esas miserias. El voluntariado es algo maravilloso y necesario. Yo lo practiqué hace unos años en España y efectivamente casi te aporta más a ti que a las personas que ayudas. Tengo recuerdos muy tristes pero también muy bonitos. Aquí en Austria no sé cómo va, la verdad, mi vida es más estresante que en España, a ver si se tranquiliza y vuelvo a la carga
    Besos

    ResponderEliminar
  5. He sido voluntaria en España y en La India y es una de las grandes gratificaciones que te da la vida.
    Ayudar desinteresadamente es todo un regalo.
    Animo a todo el mundo a que viva la experiencia.

    Abrazos, Marcos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sorprendente, en la India, eso son palabras mayores, y con tu sensibilidad, también habrás sufrido lo tuyo. Chapeau.

      Eliminar
  6. Muy buena inicitica
    Tengo una amiga que comparte con su nieta que esta estudiando en la universidad
    Si bien estamos en el mismo precio, pienso en el futuro hacer una pequeña reforma interior en mi casita para dotarla de un dormitorio mas para mi nieta mayor y compartir ciertas tareas.
    Que estara cerca de sus padres pero con mas libertad
    Es quien me acompaña en las compras y diversas salidas que realizo espero cumpla sus 18 para que tambien maneje el auto, hecho que espera con alegria.
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues justo premio a su generosidad y afecto.

      Eliminar
  7. Las barreras arquitectonicas confio que un dia no se cuando, desapareceran
    Lo primero, es creer en la necesidad, y lo segundo es quien tine hacer, mandar o pagar por no se que lo necesite, no deseo nada malo, solo la edad es para todos, cuidado y con suerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando tienes un familiar o un amigo en silla de ruedas es cuando te das verdadera cuenta.

      Eliminar
  8. El voluntariado es una iniciativa estupenda, y sé que hay muchos jóvenes implicados. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Somos solidarios por naturaleza, y eso sale mas pronto o mas tarde.

      Eliminar
  9. me parece maravilloso poder donar algunas horas de tu vida para compartirla con los que no pueden
    abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Requiere un gran esfuerzo y generosidad, no creas que es tan fácil dar el primer paso.

      Eliminar
  10. Excelente nota, Marcos. Nos señala caminos de solidaridad y abre paso a nuestras mejores virtudes de solidaridad y acompañamiento.

    ResponderEliminar
  11. Hay opciones para todas clases edades y tiempos Esteban.

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.