Feliz otoño

Feliz otoño

sábado, 16 de enero de 2016

LA JUBILACIÓN DE LAS MUJERES




El panorama actual de las pensiones es bastante desalentador para gran parte de la población española. Los cambios demográficos y sociales han trasformado la forma de vivir y de trabajar de la gente, cambios que afectan en consecuencia a la manera de entender y planificar la jubilación, un periodo que deberíamos identificar con el descanso y el disfrute, sin cargas económicas ni imprevistos financieros.

Como consecuencia, mientras que hasta hace bien poco los españoles confiábamos en el Estado para respaldar nuestra jubilación, ahora parece que empezamos a entender que el sistema público no podrá garantizarnos una jubilación cómoda. Sin embargo, este cambio de mentalidad parece que no termina de materializarse y no damos el paso definitivo hacia la planificación del ahorro y la jubilación. Esto es algo aún más evidente si cabe entre ciertos segmentos de población. Si para muchas familias actualmente ahorrar supone un gran esfuerzo, para aquellos que se dedican a su hogar, los amos y amas de casa, este problema se multiplica exponencialmente, haciendo de este segmento un grupo de ciudadanos mucho más vulnerable.

En España, el perfil medio del ama de casa responde a una mujer casada de entre 25 y 34 años, con un hijo a su cargo y con ingresos inferiores a los 30.000 euros al año (en el caso de los que trabajan a tiempo parcial). Cabe resaltar que la sociedad española está experimentando cambios notables en este colectivo, y es que los hombres ya suponen un 20% del total de quienes cuidan del hogar, uno de los porcentajes más elevados de los 15 países que se analizaron en el Estudio de la preparación para la jubilación de Aegon. De hecho, España se sitúa tercera en lo que respecta al número de varones que ejercen como amos de casa, solo por detrás de Reino Unido y Alemania.

Además, según los resultados del estudio de Aegon, las amas y amos de casa carecen de una estrategia financiera que les asegure una jubilación tranquila y sin contratiempos económicos, algo que llama mucho la atención –un grupo tan acostumbrado a administrar las finanzas domésticas pero que no pone el mismo empeño en administrar y planificar su economía y finanzas futuras–. A esto debemos añadir que este segmento tiene serias dificultades para incorporarse o volver al mercado laboral y aquellos que lo consiguen suelen hacerlo en régimen de jornada reducida, lo que disminuye su cotización y, en consecuencia, les impide alcanzar una pensión suficiente para vivir con tranquilidad en un futuro.

Ante esta situación, este colectivo se ve obligado, en gran parte de los casos, a depender exclusivamente de su pareja o familiares, con el riesgo que esto conlleva para la estabilidad financiera durante su jubilación. Es por todo esto comprensible que un gran porcentaje de los amos y amas de casa perciban la jubilación como un tiempo de inseguridad y pobreza, en lugar de un periodo de tranquilidad, disfrute y ocio como es la percepción social generalizada.

La falta de ahorro en España es un denominador común independientemente del trabajo que se desarrolle, por lo que es necesario que los actores sociales tomemos consciencia del peligro que entraña esta carencia y luchemos por disfrutar todos de una jubilación tranquila y cómoda mediante el ahorro y la planificación. Debemos luchar por cambiar la visión del ahorro, que no debe entenderse como un problema sino como una solución a largo plazo para cualquier colectivo, y especialmente para que las amas y amos de casa, como herramienta para acabar con su vulnerabilidad financiera.

Por todo ello cobra gran importancia ofrecer herramientas e información a este sector de la población que, aún trabajando más horas que cualquier otro trabajador, se encuentra en desamparo en términos sociales y económicos. El desafío para nuestra sociedad es mayor y nuestro objetivo común pasa por que puedan percibir, durante su retiro, que el sacrificio por sus familias y seres queridos ha merecido la pena.

Marta Acebo es Responsable de Comunicación de Aegon España

12 comentarios:

  1. Es cierto y un problema, quien ha colaborado al sostenimiento de la economía familiar y a la misma sociedad, se encuentra desamparada cuando mas lo necesita. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Es una verdadera pena, si es una persona viuda que no ha trabajado por cuenta ajena, le queda una miseria de jubilación y el gasto en casa, luz, agua, gas... comida, es prácticamente lo mismo que cuando vivía el marido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El porcentaje del 52% no es proporcional a los gastos.

      Eliminar
  3. Muy interesante tu reflexión Marcos, creo que es un tema en el que se debería hacer mucho más énfasis porque a veces no se ahorra no tanto porque no se pueda sino porque no se sabe cómo hacerlo, otras la situación de crisis y los sueldos lo hacen muy difícil, pero debería ser una asignatura más.
    En el caso de las mujeres de la franja de edad que comentas, no se es conscientes del gran problema que se avecina, con unas pensiones que no van a sostener a nadie, pero es como si no se dice nada y todos a esconder la cabeza debajo del ala. Y eso no es una solución.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que Conxita aunque se sea consciente es imposible solucionarlo por uno mismo si no se tiene posibilidad de ahorro, ha de ser el estado el que lo tenga en cuenta.

      Eliminar
  4. No solo no nos quieren sostener a nadie sino que ahora a los jubilados del extranjero, nos han empezado a meter mano de las pensiones que cobramos del extranjero y que por ende ellos NO nos pagan, y para más inri a los pensionistas que ya les quitan los impuestos en el pais de origen tienen que declarar el dinero bruto que cobras y aquí te vuelven a quitar con los impuesto de aqui, o sea que quitan los impuesto por los dos lados y al final te quedas justo con la mitad de la paga, cosa que España NO nos esta pagando esa pensión del extranjero pero SI nos hace tributar por ella con sus manos limpias de pelo y paja NOS ESTAN ROBANDO y nadie hace nada, ni los nuevos politicos ni nadie. Se ceban siempre con los más debiles ahogandonos y axfisiandonos siempre a los mismos....y los que roban y estafan siempre se salen de chinitas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En vuestro caso una doble imposición aun mayor que el IRPF que nos duplican en la jubilación y en planes de ahorro.

      Eliminar
  5. Leo el comentario anónimo y se me ponen los pelos de punta. No importa lo que uno haga o donde vaya, están empeñados en hacernos la vida imposible. A mí me tocará jubilarme en 17 años, ¿habrá jubilación por entonces? Yo creo que llegará el día en que no habrá dinero para pagar las jubilaciones. ¿Y entonces qué? Mi suegro trabajó toda su vida en un banco, aquí en Viena. Lo prejubilaron y aun así le quedó una paga de 3000€ netos. Las pensiones aquí en Austria eran bestiales, todavía hay gente mayor viendo genial. Eso se ha acabado. Ahora son una mierda. La gente se ahoga, no pueden respirar. Pagamos impuestos por cualquier cosa, los precios suben y suben y los sueldos bajan y bajan. Es horroroso, todo es horroroso. Quisiera vivir en la época de mis padres, a pesar de los problemas que había entonces.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta ahora cada generación vivía mejor que la anterior, pero con tanta democracia ahora resulta que nuestros hijos tendrán una vejez peor que la nuestra, salvo los privilegiados políticos.

      Eliminar
  6. Esperemos se cambie o modifique la Constitución en pro de la igualdad de las mujeres
    Salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es imprescindible y de justicia, pero ya ves que en cuanto tocan poder se olvidan.

      Eliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.