¡Hola Verano!

¡Hola Verano!

jueves, 17 de marzo de 2016

COMPRUEBA TU ESTADO DE ENVEJECIMIENTO



Un estudio publicado en la revista Journal of Aging and Health, señala qué pruebas físicas pueden ayudarnos a determinar el grado de envejecimiento de nuestro cuerpo. La investigadora Rikke Hodal Meincke analizó a casi 3.000 hombres de mediana edad, utilizando pruebas de movilidad simples para medir su aptitud física, fuerza y coordinación.

Haz estos ejercicios en casa y atento a los resultados, empezar a cuidarse a tiempo puede ser la solución para evitar lesiones y cansancio.

Prueba 1. Levantarse con las piernas cruzadas

Para realizar este ejercicio hay que sentarse en el suelo con las piernas cruzadas, levantarse y volver a sentarse. Lo ideal es empezar desde el suelo e intentar incorporarse utilizando la menor cantidad de apoyo posible. La rapidez no importa, la clave está en bambolearse lo mínimo y ser capaz de mantener el equilibrio. Cada vez que te ayudes de una mano, rodilla u otra parte del cuerpo para elevarte debes restar un punto. Parte de una puntuación de 10 y haz el ejercicio cinco veces.

Mal: 0 – 3 puntos

Regular: 3,5 – 5,5 puntos

Bastante bien: 6 – 7,5 puntos

Excelente: 8 – 10 puntos

Prueba 2. Recorrido cronometrado

Esta prueba se utiliza para evaluar la movilidad de una persona, y requiere el uso del equilibrio estático y dinámico. Equipado con un calzado normal –nunca descalzo–, nos sentamos en una silla. De ahí nos levantamos y caminamos en línea recta hacia delante unos tres metros para después volver a sentarnos en la silla regresando en línea recta y en una postura correcta. No se trata de hacer carreras a lo loco. El tiempo que se tarde en hacer este recorrido correctamente denotará nuestro estado de movilidad física.

Mal: 10 segundos o más

Regular: 8 – 10 segundos

Bastante bien: 6 – 7 segundos

Excelente: 4 – 6 segundos

Prueba 3. Mantener el equilibrio de pie

Esta prueba mide la capacidad física para estar en equilibrio, cargar peso y la cantidad de presión que soportan nuestras articulaciones. Con los ojos cerrados, nos mantenemos de pie erguidos y elevamos una pierna hacia atrás doblando la rodilla. Soportamos el cuerpo con la otra pierna manteniéndonos rectos primero con los brazos estirados a los lados y después poniéndolos en cruz sobre el pecho. Repetimos el mismo ejercicio cambiando de pierna.

El objetivo es estar de pie sin caernos intentando aguantar hasta 30 segundos en cada postura de brazos.

Mal: 0 – 7 segundos

Regular: 8 – 20 segundos

Bastante bien: 21 – 30 segundos

Excelente: 30 segundos o más

Prueba 4. Levantamientos repetidos

Algo así como unas sentadillas pero usando una silla de apoyo. Con el objetivo de medir nuestra movilidad y situación cardiovascular, nos sentamos en la silla, nos levantamos en una postura recta y volvemos a sentarnos al menos diez veces.

Para calcular nuestra puntuación tenemos que dividir el número de veces que nos levantamos entre el tiempo que hemos necesitado para completar la actividad. Es decir, 15 segundos equivalen a 0,25 puntos.

Mal: 0 – 10 puntos

Regular: 11 – 20 puntos

Bastante bien: 21 – 35 puntos

Excelente: 36 o más puntos

Prueba 5. Velocidad de la marcha

Este ejercicios mide el estado de todo nuestro cuerpo: “Desde el cerebro, pasando por la médula espinal, los nervios periféricos, la fuerza muscular y la salud cardiovascular y de nuestras articulaciones. Como todos estos sistemas deben coordinarse para mantener la marcha, la velocidad a la que la realicemos es un importante indicador del estado de nuestros sistemas fisiológicos”, resume el autor.

Nuestro recorrido será de unos 5 metros y empezaremos a cronometrar el tiempo a partir de los dos primeros metros que es cuando cogemos velocidad –normalmente los primeros pasos que damos vamos más lento– y lo repetimos tres veces. Realizamos el recorrido en línea recta y sin ningún tipo de obstáculo o resistencia. Calculamos nuestra velocidad dividiendo los metros recorridos entre los segundos para tener el promedio de lo que hemos tardado en hacer el ejercicio.

Mal: 0 – 0,5 puntos

Regular: 0,5 – 1 puntos

Bastante bien: 1 – 1,5 puntos

Excelente: 1,5 o más puntos



14 comentarios:

  1. Creo que no apruebo ya ni queriendo,ni pensar quiero cuando sea más mayor.
    Muy bueno lo que nos dejas.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me engañas, o no los has entendido bien.

      Eliminar
  2. ¿5 pruebas? Me cuestan hacerlas 5 días, eso si hay suerte y no me rompo algo por el camino.
    Está claro suspendido, con recochineo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me lo puedo creer, siempre tan bromista.

      Eliminar
  3. Hago otros ejercicios Marcos, pero probaré también los que indicas.Si no te escribo más, será porque sucumbí en el intento.

    ResponderEliminar
  4. Yo de momento, estos ejercicios los supero de sobras, alguna ventaja toca tener.

    Creo que es fundamental estar activo, tanto de cuerpo como de mente y muchas personas no lo hacen. El ejercicio adecuado a cada edad es básico para sentirnos bien.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Lo probaré pronto. Buen experimento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya nos contarás, pero con tranquilidad.

      Eliminar
  6. PUes voy a probar. Yo voy a correr una hora u hora y media sin problemas desde hace muchos años, pero levantarme del suelo cada vez me cuesta más, jajajaja. No es que no lo haga ,pero ya digo: ay, mare! Mal asunto. Jajajaja
    Besos

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.