Feliz otoño

Feliz otoño

lunes, 29 de agosto de 2016

ESCAPADAS EN SEPTIEMBRE/OCTUBRE




Se acabó el verano, pero:

La suavidad del clima facilita las excursiones de fin de semana casi en cualquier época del año pero es en primavera y otoño cuando más apetece lanzarse a conocer más y mejor la Comunidad Valenciana. .

A apenas 50 km de Alicante, y alrededor de 130 de Valencia se encuentra Benidorm, uno de los iconos de la costa mediterránea, conocida internacionalmente y centro de atracción de turistas de todo el mundo pero especialmente ingleses y alemanes. Su perfil está marcado por numerosos rascacielos que albergan innumerables hoteles y bloques de apartamentos, en un diseño urbano que ya en los años 60 del siglo XX, viró hacia un interés único y fundamental: el turismo.

Benidorm es la tercera ciudad de España en cantidad de plazas hoteleras, sólo después de Madrid y Barcelona, lo que da una idea del motor económico que representa. Ubicada entre la sierra Gelada, la Cortina y el imponente Puig Campana su clima es dulce todo el año lo que hace que tenga visitantes durante todas las estaciones. El plan es sencillo: disfrutar en su litoral de hasta cinco playas, las más extensas las de Levante y Poniente, aunque para escapar del excesivo bullicio, eso sí, es recomendable ir a la Cala de la Almadrava, por ejemplo.

Junto al reclamo playero la vida nocturna y los parques temáticos son otros de sus reclamos turísticos. Aquí puedes consultar la larga lista de lugares de ocio. Aunque a veces simplemente un paseo panorámico para contemplar sus espectaculares construcciones ya vale la visita. Neguri Gane, el Hotel Bali III, o el Intempo son algunos de los rascacielos insignes de Benidorm.

A poco más de un cuarto de hora al norte encontramos Altea, una localidad que es la antítesis de Benidorm: pequeña, recogida y con escasas construcciones de envergadura a pesar de tener una destacada población turística también. En su caso la ocupación se reparte en chalets y casas bajas a ambos lados de la bahía que se forma, en círculo desde el núcleo antiguo conocido como Altea la Vella y al abrigo del Mascarat.

La silueta de Altea, con la cúpula azul de su Iglesia en lo alto del casco viejo todo blanco y encalado, es emblemática de la Costa Blanca. Un paseo por sus callejuelas estrechas y empinadas con espectaculares vistas al Mediterráneo es una gran idea en cualquier época del año. Si se quiere calma, éste es un buen lugar, aunque en los meses de julio y agosto el bullicio está también asegurado. Aparte de tener unas calas de piedra tranquilas y de agua limpia, las actividades culturales suelen ser constantes en este municipio. 

De Learn Spanish

4 comentarios:

  1. Ahora llega la mejor época para viajar, no agobia el calor y sigue haciendo muy buen tiempo. Besetes.

    ResponderEliminar
  2. Conozco Benidorm y es lindo. También estuve en Altea y me encantó. Guardo un estupendo recuerdo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.