¡Feliz verano!

¡Feliz verano!

sábado, 21 de abril de 2018

SEIS CARTUCHOS





Cuando la criada llevó el desayuno al banquero, lo encontró muerto en el suelo. 


La policía acudió inmediatamente e interrogó a toda la servidumbre. El inspector resumió su opinión sobre el asunto, diciendo que las sospechas solo podían abarcar a tres personas: 



“El hombre cuya esposa fue seducida por el banquero. 

La exsecretaria que había sido su amante. 

O el hombre que había perdido su fortuna por culpa de las “preferentes”. 



Afortunadamente estaba equivocado. 

Viéndose el banquero encañonado por mi arma, apeló a mi lealtad, proponiendo jugáramos a la ruleta rusa con una sola bala. 

Siempre se me han dado bien las armas de fuego. Fue sencillo cargar los seis cartuchos.

24 comentarios:

  1. Y por qué "afortunadamente"? Un microrelato interesante. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunadamente para mi al excluirme de la sospecha.

      Eliminar
  2. Intentando hacer cabalas y tu nos ofreces un final sorprendente, es una genialidad la ultima frase. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, salió así simplemente.

      Eliminar
  3. El asesino fue el mayordomo, como suele ocurrir en estos casos.
    Lo que no dices al final es que los seis cartuchos eran de una impresora de chorro de tinta...
    -Jubi, que no caben en los agujeros.
    Es verdad perdona es que estaba cambiando los cartuchos a la mía... quería decir que los seis cartuchos estaban con la pólvora mojada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que no aclaro es que yo era el mayordomo.

      Eliminar
  4. Jajaja muy bueno, el final no te lo esperas, ya que las hipótesis que se barajaban eran varias.

    Abrazo Marcos.

    ResponderEliminar
  5. Wow! Interesante, pero un poco espeluznante también. "Yo tengo un gran respeto por las armas"

    Un fuerte abrazo y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  6. Interesante e inesperado final.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Pobre banquero, ¿ Que te hizo el hombre? quizás no fue uno si no tres los motivos
    Salud sin balazos

    ResponderEliminar
  8. Ese afortunadamente excluye a quien lo hizo...
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. ¿Se habrá percatado de todo esto en el último segundo de consciencia el banquero?
    Muy bueno!

    ResponderEliminar
  10. ¡Jajaja, muy bueno! Y genial, siendo tan breve.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de esas tonterías que cuando empiezas ignoras como acabarlo.

      Eliminar
  11. Cariñosos saludos, gracias por pasar.

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.