Disfruta del otoño

Disfruta del otoño

martes, 15 de mayo de 2018

EL CUENTACUENTOS




Un cuentacuentos, también llamado contador, cuentista o cuentero, es un narrador oral de cuentos e historias.​ 



El cuentacuentos, inspirado en una figura familiar ancestral en las distintas autonomías españolas y con perfiles muy personales, fue recuperado como espectáculo público por los grupos de teatro independiente y las modernas compañías de títeres,​ a partir de la década de 1970. 

Mi madre me contó los clásicos, Blancanieves, Caperucita roja, el muñeco de chocolate… Mi abuela paterna cuentos diferentes, quizá inventados, y el que más me gustaba era el de las tres naranjitas chinas. Debía ser muy pequeño porque estaba en su regazo mirando su pendiente, con una piedra roja colgante, que por incipiente Parkinson no dejaba de balancearse. 

Ahora se ha puesto de moda en los parvularios, y en el cole de una de mis nietas, llaman a los abuelos para que los cuenten. 

La foto de arriba es el diploma que han entregado a mi esposa por contar “Pinocho” en la clase de nuestra nieta Nerea.



23 comentarios:

  1. Nadie como los abuelos a la hora de contar...
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo recuerdo con todo cariño. Hoy en día es muy difícil acaparar su atención porque tienen demasiada diversidad.

      Eliminar
  2. Los niños escuchan los cuentos con tanta
    atención que parece que los están viviendo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mari tuvo la buena idea de contarlo interactivamente.

      Eliminar
  3. Me parece una idea muy buena, a los niños les gusta que sus abuelos cuenten cuentos a sus amigos, se sienten ellos los protagonistas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No podría asegurar que ese haya sido el caso. No estaba muy de acuerdo en compartir abuela.

      Eliminar
  4. Enhorabuena a tu mujer por el diploma de cuenta cuentos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, lo ha expuesto en el comedor. (Por un tiempo breve, espero).

      Eliminar
  5. Qué bien!! Tanto unos como otros se lo pasan genial y aprenden mutuamente. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El ser una persona desconocida les hace estar mas atentos. A mi nieta no le hizo mucha gracia que todos fueran a besar a su yaya. Por eso estaba seria.

      Eliminar
  6. Me habría gustado escuchar Pinocho en versión y acento españoles.

    ResponderEliminar
  7. Una idea estupenda. Bien por ese colegio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego tiene muchas actividades; cada semana hay una novedad.

      Eliminar
  8. Estupendo, nadie mejor que los abuelos para mantener a los niños atentos. El vídeo es una belleza.
    Un abrazo para Nerea y para tu esposa.

    ResponderEliminar
  9. Los cuentos, esas pequeñas obras maestras, que dejan a los niños con la boca abierta.
    Además de los que me contaban, recuerdo que había en casa un disco con el cuento del soldadito de plomo. Cuantas veces lo oí.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero ahora los niños no son como nosotros. Me contaba un amigo que empezó a contar a su nieta el cuento de caperucita, y le cortó la nieta: "Yayo, los lobos no hablan".

      Eliminar
  10. Excelente idea.
    Tengo entrañables recuerdos de tantos cuentos hermosos.
    Enhorabuena por el premio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Lo dan a todos los que participan, pero ella está muy pagada.

    ResponderEliminar
  12. Marcos, es una gozada hacer participar a las abuelas en algo tan bonito como contar un cuanto a un niño. yo creo que los abuelos somos muy importantes en los afectos de nuestros nietos y todo lo que les podemos dejar como la mejor de las herencias, son el amor, las palabras y los hechos que dejamos germinando en sus almas. Felicitaciones a tu esposa, por ese diploma y el orgullo de la niña al ver como su abuela era premiada.

    Un abrazo.
    Ángeles

    ResponderEliminar
  13. ¡Los cuentos! ¡Cuántos recuerdos me traen! En mi familia nos lo contaban: los abuelos, mi madre, la tata y mi tío. Es una tradición que no debe decaer, estrechan lazos y suelen tener moralejas y se aprende con dosis de buen humor también, así los recuerdo. Sigo con los nietos, a veces, me los invento.
    Enhorabuena a tu abuela y esposa...

    ResponderEliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.