Disfruta del otoño

Disfruta del otoño

jueves, 22 de marzo de 2018

BUÑUELOS VALENCIANOS



El buñuelo es un dulce típico de Valencia, sobre todo en las fiestas de San José. Mi suegra, mi madre, y luego mi hermana, reunía a la familia una tarde de fiestas y se ponían a hacer por docenas hasta que nos aburríamos. De pequeño, cuando sobraban y se hacían duros los emborrachaba con agua y miel, y seguían siendo deliciosos. 

Dice la Wiki que la primera sociedad, después de la romana, que consumió buñuelos fue la morisca. Sus ciudadanos, gente de medios humildes, que habitaban los territorios del Sur de la península ibérica y ocupaban puestos de trabajo de baja categoría, desempeñaban también el oficio de vendedores ambulantes de buñuelos. En Sevilla y Granada, eran postre típico los buñuelos fritos en aceite cubiertos de miel. Por otro lado, esta especialidad fue adoptada por los gitanos tras la expulsión morisca y perpetuada hasta la actualidad. Es posible que ellos arraigaran la costumbre en nuestras tierras. 

Valencia en fallas se llena de mostradores en todas las calles ofreciéndolos a los paseantes, junto con porras y churros. Dios os salve. Todo está hecho con la misma pasta del churro, pero al buñuelo le ponen calabaza. Es una masa grasienta que te mancha con mal recuerdo. Son ferieros que vienen de otra parte de España, sin ningún interés en guardar la tradición. 

Dicen que lo típico es el buñuelo de calabaza. De pequeño difícil de encontrar y ahora lo extraño es encontrarlo sin relleno salvo en las horchaterías chocolaterías locales. Yo os lo recomiendo sin calabaza, es el de mi madre, y perfecto para el chocolate caliente. 

Mi hermana falleció el año pasado y con ella la receta familiar. 

Parece ser que ésta es la receta. Si los quieres como a mí me gustan, lo mismo pero sin calabaza. 

800 g De calabaza cocida
900 g De harina de trigo
50 g De levadura de panadería
1/2 Litro de agua de la cocción de la calabaza
1 Sobre de gasificante
2 Litros de aceite de oliva o de girasol, al gusto
Azúcar para acompañar o un buen chocolate a la taza.

Pasos:

Cortar y pelar la calabaza en trozos, la cocemos cubierta de agua de 20 a 30 minutos, hasta que esté bien tierna, se saca del agua escurriéndola y la aplastamos hasta hacerla puré, dejamos que enfríe hasta que este tibia, el agua de la cocción la reservamos. En el ½ litro del agua de la cocción que este tibia deshacemos la levadura. En un recipiente amplio ponemos la mitad de la harina y le añadimos el agua con la levadura y removemos con la mano hasta que esté integrado, añadimos el puré de calabaza y seguimos hasta que esté bien mezclado, le vamos añadiendo la harina restante poco a poco hasta obtener una masa que sea mas bien espesa, trabajamos la masa batiendo con la mano unos 5 minutos mas, añadimos el sobre de gasificante, mezclamos muy bien y reservamos la masa tapada con papel film o un paño en un lugar cálido durante 30 a 40 minutos hasta que triplique su volumen. La gracia está en echar la masa al aceite al mismo tiempo que se mete en medio el dedo pulgar, lo que hace que parezca una rosquilla.

Ponemos aceite a calentar y vamos tomando porciones de la masa (ver video) y hacemos los buñuelos hasta que estén dorados, escurrimos en papel absorbente y listo para comer mojados en azúcar o con un buen chocolate a la taza caliente.

24 comentarios:

  1. Gracias por la receta, no los voy a hacer, nunca cocino pero me encantan con y sin calabaza, pero no conocía todo lo que nos has contado, ahora ya se un poco mas sobre los buñuelos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi la cocina se me da a ratos, igual me lanzo una semana a elaborar, hasta que me tiran de la cocina, como largas temporadas sin hacer nada. Nunca lo he intentado con los buñuelos.

      Eliminar
  2. Qué ricos deben de estar.
    Personalmente sin calabaza.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo siempre creía eran los auténticos, pero no lo sé. Otra cosa que aprendí desde peque era que no se tira azúcar simplemente sobre los buñuelos, sino que se pone azúcar en un plato, y se aprietan sobre el azúcar para comerlos. A lo mejor no es así, simplemente porque soy muy goloso.

      Eliminar
  3. Con o sin calabaza, riquísimos. Acá hacemos buñuelos también, pero son muy diferentes. La masa ea muy parecida pero es como una tostada finísima, queda muy crujiente. No sé si los conozcas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que todos los buñuelos parten de ser poco densos en la masa. Esa es para mi su gracia.

      Eliminar
  4. Pero que ricos tienen que estar, lo cierto es que es una lástima que estas tradiciones y sus genuinas recetas se pierdan 😘😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hecho de menos aquellas galletas de pueblo, con productos auténticos, cuando el huevo y la manteca sabían a eso mismo. Pero comercialmente no es rentable,

      Eliminar
  5. Madre que hambre.... a estas horas :P ñam!
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y más, si no has almorzado. Gracias por pasar y comentar.

      Eliminar
  6. En mi casa, mi madre y mi abuela, siempre los hacían con higos secos en su interior. Eran otros tiempos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantan las variantes propias siempre enriqueciendo.

      Eliminar
  7. ¡Que ricos! los buñuelos también los hacia mi madre en Jaén, en málaga creo que lo llaman pestiños
    SAlud con buñols

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pestiños es otra cosa según creo, aunque también imagino tendrán origenes morunos.

      Eliminar
  8. Deben de ser deliciosos.
    Muchas gracias por la receta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Los buñuelos de viento son deliciosos, pero aún no he sido capaz de llevarme ninguno a la boca, cuando estoy tratando de comérmelos, viene el Cierzo y se me los lleva.

    ResponderEliminar
  10. Tenemos un año que precisas llevar piedras en los bolsillos.

    ResponderEliminar
  11. Tras esta lectura y con el apetito a mil, le estoy pidiendo a mi señora que intente hacer buñuelos valencianos...aunque resulten buñuelos santiaguinos solamente.

    ResponderEliminar
  12. Recuerda la pasta no lleva azucar Se le aplica luego generosamente. Y si se hacen duros, dejarlos un rato con agua y miel.

    ResponderEliminar
  13. Los buñuelos los suelo hacer de acelga.
    En las provincias del interior de Argentina el buñuelo suele reemplazar las "tortas fritas" y por lo general acompañan a los mates en desayuno o merienda

    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca los comí. Me encantaría saber el sabor del Mate.

      Eliminar
  14. Aún guardo el recuerdo de mi abuela cuando los cocinaba
    Ella era vasca francesa Y los preparaba deliciosos...
    Gracias tu texto me ha hecho volver a un pasado maravilloso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando me alegro. Siempre ha de ser vaporoso, nada de masa densa.

      Eliminar

Siéntete libre de expresar tu comentario en este blog.
Todas las opiniones serán bien recibidas siempre y cuando se redacten desde el respeto pues este solo pretende ser un foro donde compartamos experiencias para mejorar nuestro tiempo de jubilación.
Gracias por entenderlo y participar.